Enganchándome al Stand Up Paddle

Hace unas semanas probé por primera vez el Stand Up Paddle “SUP” o también conocido como Paddle surf o Surf de remo, y quería compartir con vosotros la experiencia porque me encantó. La verdad es que llevaba tiempo con ganas de probarlo y si lo llego a saber, lo hago antes!

Antes de nada, para poneros un poco en antecedentes (para eso soy un poco friky y cuando me intereso por algo me gusta buscar información), voy a resumir 4 cosillas de sus orígenes y demás.

Se dice que el SUP tiene sus orígenes en la Polinesia Francesa, y que sin tener ninguna relación con el surf en su momento, se utilizaba para desplazarse entre islas. Sobre 1960, los instructores de surf empezaron a utilizar esta versión de tabla con remo para poder vigilar a sus grupos, tomar fotografías, controlar olas… sin contemplarse como un deporte en sí mismo.

No fue hasta el 2000 cuando grandes surfistas empezaron a practicar Paddle surf como una alternativa de entrenamiento, ya que esta variante del surf les permitía entrenar también los días sin viento ni olas, a modo que se fue haciendo más y más conocido ya que incluso se podían surfear olas. Otra cosa que también lo hace un deporte muy interesante es que se puede practicar en diversos escenarios: Ríos, mar abierto, lagos… Haciéndose mucho más accesible para todo el mundo.

Estamos por lo tanto ante un deporte muy muy joven pero que ha enganchado ya a muchísimas personas. Quién sabe, quizá tu podrías ser el próximo jeje.

También me he informado sobre las variantes del SUP, tipos de tablas, materiales, marcas, etc… Prometo hacer otra publicación explicando todo ello cuando haya probado un poco más, en esta ocasión simplemente quería transmitiros lo bien que me sentí al probarlo, y animaros a que lo hagáis.

Es un deporte que dentro de parecer que se va de paseo y no se trabaja… se trabaja, y mucho! Básicamente se utilizan los MÚSCULOS desde gemelos hasta deltoides, incluyendo mucho trabajo de CORE, además de la PROPIOCEPCIÓN y la ESTABILIDAD.

Es por lo tanto, un deporte muy completo, que a los que practicamos otras disciplinas (corredores, ciclistas…) nos va muy bien como complemento, pero que a su vez es ideal para practicarlo como único deporte. Es excelente también para desconectar mentalmente; la verdad que poder practicar ejercicio en medio de “la nada” y con preciosas vistas es sin duda un baño de aire fresco para la mente. También es perfecto para aquellas épocas donde es necesario descansar física y mentalmente (en mi caso después del gran objetivo Triatleta de la temporada) pero sin necesidad de parar… La verdad es que ha sido un gran descubrimiento para mi y por eso he querido compartirlo con vosotros, si más no, creo que se merece una oportunidad, (una o unas cuantas) porque habrá a quien al principio se le resista el equilibrio, es quizá lo que más puede costar al subirse por primera vez en la tabla, pero estoy segura que con unas cuantas sesiones y un buen monitor ese tema queda resuelto.

Espero que al leerme os hayan entrado ganas de descubrir que es esto del SUP, seguiré escribiendo sobre él porque lo mío ha sido un amor a primera remada!

Hasta la próxima!

Share Button
Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

HTML tags are not allowed.